jueves, 9 de octubre de 2008

4 comentarios:

Basurto 38 dijo...

Ojos de alberca como cada vez que leo tus textos rodriguito, estas bien chido, más chido de lo que yo alcanzo a calificar, esa vida simple que conviertes en fantasía, esa cotidianidad extraordinaria que muchos anhelamos, incluso cuando se camina a la chamba como cada día.
Cortito y hermoso, un sueño para quien busca la pura cosa buena.
Un beso, no me atrevo a más por miedo a lo inhacible.

Roberto Carlos dijo...

carnal
morir bailando, morir feliz

morir en tu mundo

que fregón escribes, y describes el placer de la vida después de la supervivencia, la algarabía del festejo, y las noches de baile.

un abrazo

Lola dijo...

Se ve todavía mejor en la Ventana de Papel, ja! ¿Ahora cuántas personas más tendrán el placer de leerte? Cantidáaa!

Cuento bonito, divertido y entrañable...Hasta lo siento como mío, con todo respeto.

Anónimo dijo...

Después de tanto buscar, por fin, encontré lo que mis sentidos necesitan...
Algo en el que mi sentimiento de incertidumbre y soledad, quede a un lado para centrar mi atención en la historía de Moy...
Donde mi insomnio se hace mayor por la necesidad de leer otro de tus textos...
Felicidades!!**