jueves, 29 de julio de 2010

Su esposa murió por negligencia médica en el parto y él decidió ahorcarse

El joven Vicente Morales López pasó ocho meses deprimido por la muerte de su esposa a causa de una negligencia médica. Ayer no pudo más y se ahorcó en su cuarto, donde conservaba la ropa de su pareja, Johana Marlen Cerón Velázquez.

“Se cerró un capítulo sin respuesta”, decía, buscando agarrar alguna explicación con sus puños, la madre de Johana Marlén, doña Ana María Velázquez, al pie de la puerta de la casa donde aún yacía el cuerpo de su yerno.

La joven madre de 17 años dio a luz a una bebé, el 15 de noviembre de 2009, en el Hospital de Tarimoya, municipio de Veracruz. "El doctor Jiménez" le dejó la placenta dentro de la matriz y lo que sobrevino fue una serie de operaciones para intentar remediar la negligencia. La adolescente murió el 5 de diciembre.

Doña Ana María, la más afectada de los presentes, contó una confesión de Vicente de la noche anterior a su suicidio, había soñado con Johana. "Me dijo que fue un sueño bien chido, como hablan ahora los jóvenes. Le pregunté qué soñó y me dijo que eran cosas íntimas, me dijo: no le puedo decir, jefa pero tuve una noche feliz con mi chaparrita".

La presencia de los reporteros fue un leve bálsamo para los familiares que buscaban, desesperados por completo, se escuchen sus exigencias de justicia. Hace dos días querían esclarecer la muerte de la joven madre de 17 años, hoy levantan los hombros, lloran, gritan y se preguntan qué pasó, por qué… qué pasó.

Idos los padres, queda huérfana la bebé de ocho meses, Johana Marlén Morales Cerón, quien presenciaba, sonriente y juguetona, el velorio de su padre. Para ella exigen “una beca” que le permita aspirar a más que vivir en la pobreza de la colonia Ana Carreto, del Puerto de Veracruz.

Vicente Morales ya había intentado suicidarse. La última vez, “hace una semana y media”, fue encontrado con la soga al cuello pero lograron detenerlo. Tenía poco tiempo de haber ido al Ministerio Público a consultar si habría algún avance en las investigaciones sobre la muerte de su esposa.

Ayer, sus familiares salieron “por unas despensas del DIF” y lo dejaron solo con su bebé, quien presenció la muerte de su padre.

2 comentarios:

Lola dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lola dijo...

Tsss... la tecnología...


Te decía que esto es puro caldo de cultivo y, si a esta historia le pones un poquito de ficción, te sale un cuentaaazo que no te cuento...