martes, 1 de septiembre de 2009

Murió doña Chabelita

Doña Isabel Cano murió el pasado 17 de agosto a las 2:30 am. Me enteré apenas hace un par de días por su sobrino, Luis Antonio. Estaba recostada en su cama, rodeada de familiares y amigos. Poco antes de expirar, pidió que nadie se fuera de su casa sin tomar chocolate y comer rosca.

A su casa de Coacoatzintla acudían cientos de personas de Veracruz y el resto del país buscando su famoso té de zopilote que cura el cáncer.

Sólo la vi una vez, cuando le hice una entrevista. Nos recibió muy abrigada en la sala de sus casa. En esa ocasión también estaba arropada por sus familiares, quienes se cansaron de anumerarnos casos de curaciones gracias a la bebida.

Pasó más de un año desde es la visita y ya me había acostumbrado a darle sus datos a lectores de la revista Llave e internautas que pasaban por este blog.

Siempre tuvo mucho cuidado de no lucrar con el té, recuerdo que hizo mucho énfasis en eso. No era una persona pretenciosa, y a pesar de lo que pudieran pensar los escépticos, emanaba confianza, por más que uno pudiera pensar en lo descabellado que es curarse del cáncer con una "extraña bebida".

Se fue una persona que se dedicó a ayudar a los demás. Es una pena. Y como dijo Andrés Timoteo: "Adiós y gracias, Chabelita".

PD: Este es el texto que escribí sobre ella:
http://todosloscaminospa.blogspot.com/2009/03/lleve-su-zopilote-pal-cancer.html

2 comentarios:

manuel soberanes dijo...

excelente nota, realmente me intereso sobre el té ya que en durango tenemos un conocido con un cancer terrible.

felicidades por la nota. atte tu primo el chacho

Lola dijo...

Y ahora? Quién podrá defendernos?
Qué gacho...






Un abrazo desde acá